Por qué quieren exonerar a la primer ‘bruja’ ejecutada en Estados Unidos hace 375 años

Representantes del estado de Connecticut, un grupo investigadores y descendientes de nueve personas asesinadas en el siglo XVII han solicitado que se le otorgue el perdón sobre su supuesto delito.

Alice ‘Alse’ Young fue la primera persona de la que quedó registro de haber sido ejecutada por practicar ‘brujería’ en Estados Unidos. Ahora, casi cuatro siglos después, legisladores, un grupo de investigadores y algunos descendientes han solicitado que sea exonerada de manera póstuma.

Young fue ahorcada en el estado de Connecticut el 26 de mayo de 1647, convirtiéndose en la primera persona en ser ejecutada en las colonias estadounidenses por ´brujería´.

En aquel momento, el secretario municipal de Windsor registró la muerte de la mujer con un aviso publicado en un diario que decía: “’Alse’ Young fue ahorcada”.

Un ladrillo que recuerda a Alice ‘Alse’ Young en una instalación de Heritage Bricks en Windsor, Connecticut. Young fue la primera persona registrada en ser ejecutada en las 13 colonias por brujería. Crédito: Jessica Hill/AP


La muerte de la mujer fue registrada décadas antes de los infames juicios de brujas de Salem en Massachusetts, llevados a cabo entre 1692 y 1693, en los que se acusó a más de 200 personas de practicar la ‘brujería’.

Además de Young, otras ocho mujeres y dos hombres fueron ejecutados por la colonia de Connecticut, de las más de 40 personas juzgadas por supuestamente tener vínculos con Satanás.

Los juicios contra personas acusadas de prácticas de hechicería en EEUU han sido condenados a través de los años por su fanatismo, intolerancia y por ser muestras de misoginia, dado que gran parte de las víctimas eran mujeres.

Solicitudes de exoneración en el pasado

Si bien han existido otras peticiones de exoneración en el pasado, se han hecho más visibles a medida que muchos aficionados a la genealogía descubren que tienen parientes lejanos involucrados en los juicios de brujas como el de Connecticut.

“Están hablando de cómo esto ha seguido a sus familias de generación en generación y que les encantaría que alguien, simplemente, dijera: ‘Oye, esto estuvo mal’”, dijo la representante del estado de Connecticut, Jane Garibay, quien propuso una resolución de exoneración después de recibir cartas de familiares de octava y novena generación de personas acusadas de ser brujas.

Garibay dijo que no tiene problema de llevar a cabo el proceso “si eso le da paz a la gente”.

Otros estados y países han intentado expiar una historia de persecución de personas por brujería.

Compartir

Publicidad